Quiénes Somos

La empresa fundada en 1947 se dedicaba a la fabricación de recipientes de acero para el almacenamiento de gases a presión. Como primer emprendimiento puso en el mercado la línea completa de cilindros para gases de aire que se comercializa con la marca LPH.
Al año siguiente agrega los matafuegos de CO2, en todas sus capacidades, utilizando la marca Norbco, y conservando hasta la fecha el liderazgo de la especialidad en el mercado.
En 1980 hace un nuevo lanzamiento: los matafuegos presurizados con recipiente de aluminio únicos en Sudamérica y se destaca por sobre todos los demás por livianos, inoxidables y por su presentación.
Dos años después se hace cargo de la División Matafuegos de Matafuegos Drago S.A. y de la producción de la totalidad de los equipos con dicha marca, que pasa a ser propiedad absoluta de la empresa.
En 1987 se incorpora la línea de equipos sobre ruedas para polvo y agua. Posteriormente, en 1988, obtiene el sello IRAM para todos sus productos. Al año siguiente desarrolla la línea de cilindros para GNC, que en la actualidad comercializa con la marca LPH y los sellos de calidad IRAM y Bureau Veritas.
En constante afán de ser la mejor opción para el cliente, siguió incorporando productos, como matafuegos de Haloclean, equipos de Dragomatic, cilindros de acetileno y matafuegos presurizados económicos con recipientes de acero. En la actualidad ostenta el privilegio de haber sido la primer empresa del rubro matafuegos certificada bajo ISO 9001.
Con un moderno sistema de comercialización, ofrece al mercado los mejores productos y servicios por venta a través de una cadena corporativa de agentes y distribuidores oficiales en todos los ámbitos del país brindan al cliente la mejor opción para la protección, mantenimiento de equipos y la capacitación del personal.